Hemos concluido el tiempo de Navidad y el evangelio de hoy nos presenta el primer milagro que Jesús realizó en las bodas de Caná de Galilea. El milagro tiene lugar por iniciativa de María, que expone a Jesús la necesidad en la que se encuentran los nuevos esposos. ¡La madre siempre atenta a las necesidades de sus hijos. ¡ A pesar de la respuesta de Jesús, manda a los servidores que hagan lo que él diga! “Haced lo que Él os diga”: Con estas palabras María invita a los sirvientes a ponerse a la escucha de Jesús en la certeza de que les va a decir algo. ¡Y así fue! Y aconteció la sobreabundancia de vino, anticipo de la alegría por el encuentro de Dios y del hombre:¿Cuál es el vino que nos falta en nuestro mundo? ¿El vino de la paz, el de la ternura, el vino de la fe, de la esperanza y del amor, el vino de la verdad…? Cuando faltan estos vinos, la vida queda incolora, inodora e insípida, como el agua. ¡ Haznos, Señor, sensibles y atentos como María a las necesidades de los demás!: Que no seamos indiferentes; que no nos lamentemos solo por lo que falta o va mal, sino que arrimemos el hombro en lo que de nosotros dependa. En esta semana, el martes 18, comenzamos la semana de oración por la Unidad de los Cristianos, cuyo lema es “Hemos visto salir una estrella y venimos a adorarlo” Hagámoslo realidad en nuestra parroquia y que sea una intención en nuestra oración personal.

Vuestro Párroco Javier

 

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Download [0.99 MB]