Desde la Obra salesiana de Fuenlabrada se ofreció la posibilidad de hacer estas jornadas de Ejercicios Espirituales, los días 19 y 20 de marzo.

Se trataba de ofrecer un espacio de calidad para el silencio, la oración y el encuentro con Dios.

El grupo estaba formado por 25 personas, entre los jóvenes animadores del Centro Juvenil y los matrimonios de “Comunidades” con sus hijos.

En este ambiente de recogimiento y de paz que proporciona un lugar tan significativo, como lo es la casa salesiana de Mohernando (Guadalajara), hemos disfrutado con la oración personal y comunitaria, la meditación y el compartir en convivencia alegre y serena, el diálogo siempre enriquecedor.

Al hilo del mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma de este año y de los textos que la Palabra de Dios nos ofrece estos días, nos hemos adentrado en el interior de nosotros mismos, hacia el encuentro personal y comunitario con Dios y con los hermanos.

Han sido dos días llenos de paz, de alegría compartida y de contenidos evangélicos llenos de vida, de futuro y de esperanza. Ha merecido la pena y nos queda el deseo de contagiárselo a otros para que esta riqueza se extienda a más gente.

Jaime Alonso López