Los Centros Juveniles Naranjoven y el Juveliber aprovecharon el puente de la Inmaculada para realizar una convivencia conjunta por tierras sevillanas.

El tiempo nos quiso acompañar durante todos los días que estuvimos de viaje.

El jueves emprendimos la marcha por la mañana. Para empezar, fuimos a Córdoba, donde comimos y realizamos un juego conociendo el casco antiguo de la ciudad. Ese mismo día llegamos al colegio salesiano de Trinidad en Sevilla donde íbamos a residir.

El viernes visitamos Sevilla con otro juego y tuvimos tiempo libre para poder seguir disfrutando de la ciudad y de sus encantos.

El sábado fuimos a CostaJump unas instalaciones con camas elásticas, donde pudimos disfrutar dando saltos e intentado piruetas. Después, había que reponer fuerzas y disfrutamos de algo de tiempo libre. Tuvimos también la eucaristía, ya que era el día de la Inmaculada.

El domingo nos tocó madrugar más que ningún otro día para dejar todo recogido y emprender el camino de vuelta.

Agradecemos a Don Francisco y a la comunidad de Triana la buena acogida que nos brindaron, así como su total disponibilidad y su entrega durante esos días.

Compartir esto ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Google+
Google+