El pasado sábado 27, el Centro Juvenil preparó un pasaje del terror para todas aquellas personas que quisieran pasarse por sus instalaciones. Los animadores llevaban tiempo preparando la actividad, y se había pedido a los chicos y chicas de Naranjoven su participación. También se hicieron presentes algunos exmonitores: en total 60 personas llevaron adelante la actividad. El viernes estábamos convocados a partir de las 17:00, se daba inicio a todos los preparativos, mover mobiliario, preparar todo lo necesario, realizar las últimas compras… a las 21:45 se despedía a los últimos pidiéndoles que descansaran. El sábado volvíamos a las 10:00 para seguir con la decoración, el trabajo se prolongó hasta la hora de comer. Luego se comenzó con la caracterización de todas las personas implicadas en el pasaje. A las 19:00 era el inicio, pero una alarma quiso que comenzáramos un poco más tarde: más de 200 personas estuvieron pasando hasta las 23:00. Después de la foto de familia, tocó reponer fuerzas con la comida. Tras un rato de descanso, vimos una película instalados en el teatro para poder dormir en cuanto llegara la ocasión. Con el nuevo día, llegó la hora del desayuno para recuperar fuerzas y empezar a recoger la decoración, así como dejar las instalaciones lo mejor posible, para terminar con la eucaristía en la parroquia. El pasaje de terror estaba ambientado en un monasterio, que había visto perturbada su paz debido a unos experimentos llevados adelante por el monje Anatolio. Pasando por varias salas y superando diversas pruebas se pudo descubrir lo ocurrido. Ha sido un fin de semana de trabajo y de buena convivencia que ha hecho posible que 60 personas hayan ofrecido la posibilidad de disfrutar de un pasaje de terror, a las algo más de 200 personas que quisieron pasar por él.

Compartir esto ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Google+
Google+