Huele a Navidad

Huele a Navidad

El pasado 13 de diciembre tuvo lugar el clásico Festival de Navidad en la iglesia parroquial de María Auxiliadora de Fuenlabrada, con participación de alguno de los grupos de la Familia Salesiana, Coral, Catequesis de Infancia, Centro Juvenil y Naranjitos, con presencia de muchos familiares y amigos de la Obra Salesiana que abarrotaron el templo. Al final se hizo un sencillo homenaje de agradecimiento a José Manuel Pérez por sus tres años de coordinación de la Catequesis de Comunión que coincidía con la jubilación de su esposa. Al día siguiente, también se realizó la no menos clásica “Cena del traje”, donde se dieron cita cerca de un centenar de personas que colaboran en los diversos ambientes de esta casa y compartieron las viandas caseras para felicitarse la Navidad con paz y alegría.

 “Huele a Navidad, a besos de familia, a ternura infantil…”, decía el párroco Esteban Tapia al puñado de feligreses que celebraban la misa esa tarde de santa Lucía. No se habían ido al parque…, como cantaba Miguel Ríos, aunque tuvieron que campear parte del Festival con el alboroto de niños y mayores en un ambiente prenavideño precioso, de esos que no se olvidan en la vida y te llenan de nostalgia el alma cuando vas cumpliendo años… “Es de lo mejorcito que he visto en villancicos”, le dijo alguien al director de la Comunidad. Y una catequista decía, “si quitamos esto… ¿qué nos queda de la Navidad…?” Realmente todos salimos con buen sabor de boca tras esa experiencia navideña, tan al gusto de todos, aunque nos fallara el sonido y no todo saliera a la perfección…, pero eso “son los fallos del directo” que José Javier, alias Jotas, se disculpaba en la presentación. Qué le vamos a hacer…

No hacía falta decorado. El belén parroquial, preparado con gusto por un grupo de feligreses durante los días del puente, ocupaba todo el presbiterio y enmarcaba el lugar del Festival. Ciertamente no había muchos números, pero lo más importante era la ilusión y el encanto que pusieron todos los que lo hicieron posible un año más. Desde los niños de 1º de Comunión cantando en directo sus villancicos hasta los bailes y el Cuento de Navidad de los Naranjitos. Los mayores del Centro Juvenil nos ofrecieron un vídeo, como las grandes estrellas de la tele, porque estaban participando en otro evento a la misma hora… Hogares Don Bosco y la Coral parroquial entonaron villancicos clásicos y regionales, y todos los niños de Comunión nos hicieron vibrar con un popurrí de cantos de catequesis llenos de alegría y animación que habían preparado con sus catequistas. El broche final fue un pequeño homenaje a José Manuel Pérez, por su labor de Coordinación de la Catequesis de Infancia en los últimos tres años, con un vídeo introductorio, las palabras de agradecimiento del párroco, y el regalo de una placa que le entregó su sucesor, Joserra, en nombre de todos los catequistas, así como las flores que una niña de catequesis ofreció a su esposa, ya que coincidía con su jubilación como profesora del vecino colegio “Manjón”, en el que José Manuel también fue profesor y director. El “Noche de paz” no podía faltar y todos los asistentes lo entonaron bajo la luz de las bengalas infantiles, despidiéndose hasta otro año.

La noche del día siguiente, la Comunidad Salesiana abrió sus puertas a todos los que quisieron asistir de los colaboradores de la obra para la llamada “cena del traje”, cena de compartir lo que cada uno traía…, para felicitarse la Navidad y disfrutar de la amistad y buena compañía de los vecinos y colaboradores de este barrio de El Naranjo que se prepara ya a celebrar un año más… ¿Verdad que ya huele a Navidad…?

                                                                                   JOSÉ R. RAMÍREZ, sdb.

 

Compartir esto ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Google+
Google+
#PorElFuturoDeLaJuventud

#PorElFuturoDeLaJuventud

Estos días Madrid acoge la representación de196 países en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25): una conferencia que tiene por objetivo establecer acuerdos y obligaciones para combatir el cambio climático.

Queremos aprovechar la ocasión para exigir compromisos políticos reales, las medidas legales y los recursos necesarios para combatir el cambio climático. Para ello en la Plataforma Social de Salesianos Fuenlabrada hemos tenido varias actividades en cada uno de los programas sensibilizando y haciendo protagonistas a nuestros jóvenes de esta situación.

El pasado 4 de diciembre, la Plataforma Social de SalesianosFuenlabrada quiso expresar nuestro compromiso colectivo e individual por el cuidado del medio ambiente y nos comprometemos a tomar medidas concretas para combatir la contaminación, reducir el calentamiento global y fomentar un ecología integral en todos nuestros ambientes. Las actividades estuvieron destinadas a educadores con una jornada se sensibilización, a los chicos y chicas de FPB y ACE con la lectura de manifiesto en el Salón de Actos y los más pequeños de Socioeducativo pusieron la nota festiva con una alegre marcha por las calles del barrio.

Nos hemos “puesto en verde” por el futuro de la juventud. Porque somos uno, porque somos parte del mismo planeta, que es nuestra Casa común. La casa de los que estamos y de los que vendrán. Porque queremos que la juventud presente y futura pueda disfrutar el día de mañana de nuestro extraordinario planeta.

La situación climática no puede esperar. El cambio climático afecta a todas las regiones del mundo. Los seres vivos y los ecosistemas se encuentran en grave peligro. Miles de especies desaparecen cada año. Los glaciares se derriten y el nivel de mar sigue subiendo. El entorno natural está desgastándose y son también las personas con menos recursos las más afectadas. El momento para parar la situación es ahora.

El Papa Francisco nos propone en su encíclica “Laudato Si” proteger y cuidar la creación, “unir(nos) a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar” (LS 13). Con ese deseo y con la esperanza de que es posible revertir la situación de emergencia climática nos comprometemos a trabajar por el futuro de la juventud.

Nuestra apuesta, como casa salesiana, es la de proteger y cuidar el planeta a través de la educación y la sensibilización. Queremos provocar una experiencia transformadora en los jóvenes y que se comprometan con el cambio desde lo personal y lo colectivo.

Los Salesianos y Salesianas de todo el mundo trabajan educando y formando a la juventud con el objetivo de que estos jóvenes disfruten de un futuro feliz. Sin embargo, ciertas “amenazas externas” pueden tener un grave impacto en su futuro, como es la crisis climática que el planeta está sufriendo. Como casa salesiana estamos comprometidos en favor de la ecología integral, el desarrollo sostenible y el futuro de los jóvenes.

 

Compartir esto ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Google+
Google+
Visita Don Ginés

Visita Don Ginés

El domingo 24 de noviembre el obispo de Getafe, Mons. Ginés García Beltrán, visita por primera vez la presencia salesiana y preside la eucaristía parroquial, coincidiendo con la conmemoración de María Auxiliadora y bendiciendo una sala en honor a la madre de Don Bosco, en vísperas del aniversario de su día. 

El 24 de noviembre, conmemoración de María Auxiliadora y víspera del aniversario de Mamá Margarita, nuestra obra tuvo la suerte de recibir por primera vez al obispo de Getafe, Mons. Ginés Beltrán junto con su secretario Guillermo Fernández. Fue en la misa de doce. Una misa muy concurrida, donde coincidimos todos los grupos de la Parroquia y de otros ambientes de la obra que se distribuyeron las diferentes partes de la eucaristía, resultando muy bonita y participativa, con la bienvenida por parte del párroco Esteban Tapia, el buen hacer del coro parroquial y del Centro Juvenil, -bien armonizados por Antonio Pecharromán, Pepelu y Jotas,- la colaboración de los niños de Catequesis y los Naranjitos, las intervenciones de representantes de Hogares Don Bosco, ADMA y Comunidades, las palabras finales de agradecimiento de Jesús Javier, director de la obra. Posteriormente tras el saludo informal con el obispo, se tuvo la bendición de la antigua biblioteca como Sala Mamá Margarita. Bajo la amable mirada del hermoso cuadro realizado por A. Pecharromán ahí lo mismo se da catequesis, clases de alfabetización o se tienen los diversos consejos, ensayos del coro, etc. Finalmente, los miembros de la Comunidad mostraron al obispo y su acompañante los diversos locales destinados a Cáritas, Plataforma Social, Centro Juvenil, etc. y se culminó con una comida familiar, a la que también se invitó al arcipreste local Alfonso Fernández.

Compartir esto ...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Google+
Google+