PRESENTACIÓN DEL NUEVO DIRECTOR EN FUENLABRADA

PRESENTACIÓN DEL NUEVO DIRECTOR EN FUENLABRADA

El día de ayer, tuvo lugar en la Comunidad salesiana de Fuenlabrada la presentación de Francisco Javier Zapata, como nuevo Director de la Obra salesiana de Fuenlabrada.

El acto se llevó a cabo durante la celebración de las Vísperas, presidida por Fernando García, Inspector y en la que también estaban presentes Samuel Segura y Santiago Elá. El acto concluyó con la cena familiar. 

El ambiente que presidió toda la celebración fue de gratitud a Francisco Javier por su generosidad en la aceptación del “nuevo cargo”, a Jesús Javier Llorente por el servicio prestado estos años y, sobre todo, a Dios que nos había convocado para esta celebración. 

Oportunamente se dio lectura al artículo 55 de las Constituciones Salesianas, donde se presenta y define la figura del director de la comunidad salesiana. Éste “representa a Cristo que une a los suyos en el servicio al Padre”… Así mismo se leyó el decreto de nombramiento por parte del Rector Mayor con su Consejo, que fue “sellado” con la profesión de fe de Francisco Javier y la estampación de su firma en el documento citado.

Durante la homilía Fernando, nos recordó tres aspectos básicos delineados en el “Manual del Director” recientemente publicado:

1º.- El director es un “maestro espiritual”, cuya sabiduría se basa en la fe recibida en el bautismo y que da consistencia a la vida y misión de la comunidad salesiana. Y así pidió a la comunidad la colaboración necesaria para ayudar a Javier a ser un buen maestro espiritual.

2º.- El director es garante y animador del “Espíritu Salesiano” (carisma). Precisamente porque se trata de un precioso don de Dios para la Iglesia y para la sociedad.

3º.- El director es garante de unidad. Y así nos invitaba a ser “expertos en comunión” y “custodios de fraternidad” con la Inspectoría (simbolizada en el cirio encendido que se entregó a las comunidades en el capítulo inspectorial, el pasado mes de abril); con los miembros de la Obra con los que llevamos a cabo la misión salesiana encomendada; con los destinatarios, a los que somos enviados, y con la sociedad en la que nos movemos.

Por su parte, Francisco Javier, agradeció la confianza puesta en su persona y manifestó el deseo de “ser comunidad” que sea “sal y luz” de parte de Dios para los jóvenes y las personas que entran en relación con nosotros. También expresó la voluntad de llevar a cabo la “misión salesiana” desde “la comunidad” (itinerario sinodal), capaces de “dar lo mejor de nosotros mismos a los jóvenes”. Y así nos invitaba a confiar en la comunidad, una comunidad abierta y siempre cercana, porque “Dios no nos va a abandonar”.

Jaime Alonso López

Promesa de seis salesianos cooperadores

Promesa de seis salesianos cooperadores

El 26 de junio, la comunidad parroquial de María Auxiliadora de “el naranjo”, celebró de un modo especial la eucaristía del domingo. “Especial” porque en ella hicieron su promesa como salesianos cooperadores, seis seglares de nuestra Obra Salesiana de Fuenlabrada: Jorge García, Miguel Quevedo, Esmeralda Lorenzo, Esther Piña, Raúl Villamediana y Virginia Zamarro. Por eso, hoy la familia salesiana y la sociedad en la que vivimos, tienen motivos para estar de fiesta. Una fiesta que nos provoca júbilo y nos transmite esperanza.

En la sociedad actual, llama la atención que un grupo de personas seglares hagan comunitariamente “una promesa” solemne. No como algo privado, sino como algo que tiene trascendencia pública y comunitaria. Por eso nos preguntamos ¿qué significa esta promesa? ¿En qué consiste? 

Sencillamente, en el contexto de la vida cristiana, es la respuesta a una llamada de Dios. Es por tanto, una vocación. Y esta respuesta no es cualquier cosa. Tiene un precioso contenido vital y espiritual, al mismo tiempo personal, familiar y comunitario. Y es que la Promesa del Salesiano Cooperador son “tres caras de un mismo prisma”. 

La primera cara, expresa un compromiso de fidelidad a Dios, que es quien les ha llamado a vivir el Evangelio de modo concreto en la Familia Salesiana. La segunda cara, es un compromiso de fidelidad a la Iglesia, que los recibió como hijos, los alimentó en su vida cristiana y ahora los invita a participar de manera corresponsable en su misión de salvación de la juventud. La tercera cara, es la expresión de la “voluntad de pertenencia fiel” a la Asociación de Salesianos Cooperadores.

¿Cómo les habló Dios para llamarles a ser cooperadores salesianos? ¿Cómo sintieron ellos esa llamada de Dios? ¿Qué pasó en los entresijos de su vida?… La respuesta es más sencilla de lo que podríamos imaginar. Como quien dice, “se han criado” en el Centro Juvenil. Ya sus padres estuvieron en el Centro Juvenil. Luego ellos, primero como niños, posteriormente, como animadores. El “carisma de don Bosco”, que es un don de Dios para bien de la Iglesia y de la sociedad, fue calando en ellos, creando en su interior una fuerte identidad. Además, en la vida de la parroquia siempre estuvieron ligados y comprometidos con la familia salesiana en “comunidades de fe y vida”, ya como participantes, ya animando algún grupo. De este modo, su vocación fue desarrollándose y madurando, hasta que llegó el momento de hacer planteamientos de compromiso y tomar decisiones… 

Y ahí les tenemos con su testimonio y su ejemplo, con ese magnífico lema tan salesiano: “La santidad consiste en estar siempre Alegres”. Un ejemplo que no deja de ser una llamada también para cada uno de nosotros. ¿Lo he pensado alguna vez?

Jaime Alonso López

CAFÉ TEATRO EN EL CENTRO JUVENIL PARA LAS FAMILIAS

CAFÉ TEATRO EN EL CENTRO JUVENIL PARA LAS FAMILIAS

Después de Semana Santa, con la Pascua de Resurrección, viene la primavera vibrante y florida. La naturaleza  se viste de un modo especial. También la naturaleza humana. 

Quitando el tema de las alergias, la alegría de la Pascua dispara la creatividad y hace brotar esas buenas ideas para realizar en un centro juvenil como es el de Naranjoven. Una de estas grandes ideas fue la de preparar un “café teatro” para sorprender a las familias en el fin de curso. 

Cada sábado, en el centro juvenil, si no había una actividad especial, el tiempo se distribuía proporcionalmente entre la acogida (juegos informales), las buenas tardes,  el tiempo de compartir en grupo, los diversos talleres cooperativos y la despedida.

Así pues, la “idea madre” rondaba en torno a un “café-teatro” para fin de curso. Una vez presentada la idea, la imaginación creadora se disparó. Pronto, los “chiquis”, los “preas” y “ados” “rumiaron” estas ideas y cada cual se apuntó a aquella actividad que más le gustaba. Y empezaron los ensayos a corto y largo plazo, entre los que se intercalaba también el lip-dub para la ofrenda floral a María Auxiliadora.

Sin duda, un gran reto para todos, porque había que crearlo, materializarlo y realizarlo. Y así fue surgiendo, con el esfuerzo de los niños y adolescentes guiados por la sabiduría y la entrega de los animadores, la maravilla que han podido disfrutar las familias en esa tarde mágica del Café-teatro.

Es preciso destacar el protagonismo de los “chiquis”, “preas” y “ados”, canalizado por la buena gestión de sus animadores y animadoras. Los niños han tenido oportunidad de desarrollar sus habilidades personales y cooperativas a través de la música, el baile, las escenificaciones, los sketch llenos de humor e ingenio, los monólogos y guiones… Y esto ha significado, no sólo dar una grata sorpresa a las familias o pasar un buen rato, sino también, “el desarrollo de la personalidad autónoma, apta para la colaboración” de los niños y niñas y adolescentes que han participado. 

Todavía resta la salida al “parque de atracciones” y el campamento  para completar un año de paulatino crecimiento en medio de las dificultades, abierto siempre a la esperanza.

PRIMERA MISA DE SERGI EN MARÍA AUXILIADORA (FUENLABRADA)

PRIMERA MISA DE SERGI EN MARÍA AUXILIADORA (FUENLABRADA)

El domingo día 12 de junio, la liturgia celebra la Solemnidad de la Santísima Trinidad. En esta fiesta tan significativa, la Obra Salesiana de Fuenlabrada se llena de alegría y se une en torno al altar para dar gracias a Dios con Sergi, en su primera misa aquí en nuestra parroquia.

El sábado día 11,  en el santuario de María Auxiliadora de Atocha, Sergi, y Jesús María eran ordenados sacerdotes, junto a otros cuatro jóvenes salesianos que fueron ordenados de diáconos. Presidía la celebración don Carlos Osoro, arzobispo de Madrid y cardenal.

Sergi ha estado colaborando en la Obra salesiana de Fuenlabrada todos los fines de semana, durante estos dos últimos años. Colaboraba en el Centro Juvenil y este último curso, además en la parroquia, ejerciendo de diácono.

Por eso, en este día tan señalado de la Santísima Trinidad, hemos disfrutado de la presencia de Sergi, junto con su familia, en su “Primera Misa”. La comunidad parroquial se ha unido a Sergi en la acción de gracias. Los niños, adolescentes y jóvenes del Centro Juvenil han hecho las moniciones, las lecturas, las ofrendas y han animado con sus cantos y gestos, la participación de todos.

Al final de la eucaristía, acción de gracias a Dios por excelencia, Sergi expresó unas palabras de gratitud, que recogieron el espíritu de servicio gratuito, de alegría y esperanza, sembrados durante este tiempo de su estancia aquí en la Obra Salesiana de Fuenlabrada. Eso sí, con la mirada llena de esperanza y puesta en el futuro.

La alegría del Reino de Dios que germina y se desarrolla en el corazón de las personas, inundaba el templo. Esta alegría nacida de los misterios que acabábamos de celebrar y cargada de emociones, se expresaba de un modo especial en la entrega a Sergi de unos regalos que el Centro Juvenil, grupo de catequistas, ADMA y Cooperadores habían pensado para él.

En la entrevista difundida en las redes sociales que le hicieron a Sergi, éste había expresado claramente su misión sacerdotal. Sergi se define como salesiano sacerdote, queriendo significar la prioridad de los jóvenes (misión salesiana) a quienes es enviado como sacerdote. Le deseamos, pues, un sacerdocio fecundo y generoso en la entrega al servicio de los jóvenes, especialmente los más necesitados.

Jaime Alonso

FESTIVAL DE FIN DE CURSO 2021-22 DE PISA – PINARDI FUENLABRADA

FESTIVAL DE FIN DE CURSO 2021-22 DE PISA – PINARDI FUENLABRADA

FESTIVAL DE FIN DE CURSO 2021-22 DE “NARANJOVEN”

La tarde del día 9 de junio, el teatro de Salesianos Fuenlabrada se llenaba de un público juvenil (120 niños, adolescentes y jóvenes, entre los 10 y 18 años), teniendo en cuenta que cada uno podía traer dos invitados, bien de la familia o de amistades.

Se trataba del “Festival de fin de curso de PISA”. Tras los ensayos de última hora, a las 17:15h hacían su entrada los alumnos/as y un cuarto de hora después, lo hacían todos los demás asistentes invitados.

Estos “alumnos/as”, pasan las tardes de la semana empleados en actividades de estudio y compensación educativa, con talleres diversificados. Estos talleres trabajan una gama amplia de habilidades sociales y de cooperación grupal. 

Los presentadores del festival hicieron un pequeño elenco de los mismos para conocimiento del público, y son estos: Talleres de peluquería y estética, de informática, robótica, imagen y sonido, electricidad, climatización, ecotextil, creatividad, música, “urban dance”, con el apoyo escolar (ADS) y salidas y excursiones.

Ciertamente, escuchar “Naranjoven”, enseguida nos habla del barrio “el Naranjo” y de “los jóvenes”. Con este apellido tan significativo y con el mismo espíritu oratoriano de don Bosco, hacemos referencia al “Centro Juvenil Naranjoven” y a la “Plataforma Social Naranjoven”. 

El primero, es una asociación juvenil de Fuenlabrada vinculada desde sus orígenes a la parroquia Mª Auxiliadora del barrio de “El Naranjo”. Ofrece una experiencia educativa y cristiana a través del tiempo libre durante el curso escolar y las vacaciones. Las actividades se realizan los fines de semana por las tardes, ofreciendo una alternativa educativa de ocio a niños, adolescentes y jóvenes. Su fuente de inspiración: El Sistema Preventivo de san Juan Bosco.

El segundo, es una realidad de intervención social muy interesante. Se inspira en la “Propuesta Educativa Salesiana”, cuya base es igualmente el “Sistema Preventivo”. Éste se basa en los tres principios “Razón, Religión y Amor”. Fue ideado por san Juan Bosco en la naciente “era industrial” del Turín del siglo XIX. Su misión es atender a las necesidades personales, sociales, formativas y laborales, así como a la prevención, educación y promoción social de niños, niñas, adolescentes y jóvenes y de sus familias, en situación de especial necesidad o vulnerabilidad social. 

El Sistema Preventivo de don Bosco, abarca todas las facetas de la vida de una manera integral, sin descuidar ninguna. De este modo, el mismo espíritu oratoriano que “informa” la misión y las actividades del “Centro Juvenil Naranjoven” en el tiempo libre, informa también la misión y actividades de la “Plataforma Social Naranjoven”, durante los días laborales de la semana.

El festival de fin de curso que hemos presenciado, no es más que la expresión viva de este estilo educativo salesiano que sencillamente se nos aparece “genial”. Y es que, mediante el acompañamiento grupal y personalizado, se llega al objetivo fundamental de la educación del ser humano: “Conformar personalidades autónomas, aptas para la colaboración” (J. Piaget). El festival, en un ambiente pleno de alegría, finalizaba con la entrega de los diplomas a los alumnos que se han ido formando durante todo el curso escolar que ahora concluye.

Jaime Alonso López